La belleza trasciende la estética

lunes, 19 de junio de 2017

Bodegón del mundo




El puente I
Blanca Muñoz de Baena
 

               A la pintura de Blanca Muñoz de Baena



La mano del día coloca los objetos:
frutos romanos sobre una mesa,
caballos soñando en un campo en calma,
sombras sigilosos en un puente,
barcas aguardándonos en un canal.
La mano del día coloca los objetos
para que los interpretemos –la vida
es el sentido de esas pocas cosas:
debemos mirarlas si queremos entender algo,
qué será de todo, qué nos espera.

La luz es el negativo de la sombra.
No quien llega a la tristeza ha entendido el mundo.
Quien encuentra su dicha lo comprende.


Martín López-Vega







7 comentarios:

Maite Lorenzo dijo...

¡Qué poema tan interesante!!!
Graciasss

Besos, Rosa.
Parece que tenemos tregua de calor

CHARO dijo...

La pintura es preciosa, me ha encantado sobre todo el reflejo en el agua.Con el poema me quedo con la parte final.Besicos

Rosa dijo...

Es bonito ¿verdad?
Me encanta, sobre todo, el último verso.
Ojalá, sepamos guardarlo y sentirlo.

Un beso, Maite.
Aquí, el calor no da tregua, no descansa ...
:)

Rosa dijo...

A mí también, Charo, el reflejo en el agua y el verso final.
Me alegra la coincidencia.

Un beso, Charo.

palomamzs dijo...

Me gusta mucho eso de "la mano del día coloca los objetos".
Sí, el verso final es muy esperanzador.
Otro beso

palomamzs dijo...

Me gusta ese "la mano del día coloca los objetos"
Y sí, el último verso es muy esperanzador.
Otro beso

Rosa dijo...

Sí, muy bonita esa mano, transciende ...
Y el final no puede ser más hermoso.

Un beso, Paloma.
:)