La belleza trasciende la estética

domingo, 24 de julio de 2011

El género artístico del bodegón






Bodegón con limones, naranjas y rosa, 1633.
Francisco de Zurbarán. Museo
  Norton Simon. Los Ángeles




¿Qué se entiende por el término bodegón?

Un bodegón es una obra de arte que representa objetos inanimados, generalmente extraídos de la vida cotidiana, que pueden ser naturales (animales, frutas, flores, comida, plantas, rocas o conchas) o hechos por el hombre (utensilios de cocina, de mesa o de casa, antigüedades, libros, joyas, monedas, pipas, etc.) en un espacio determinado.
El propio nombre de este género se refiere a esa exhibición de viandas que se exponían en los mostradores y mesas de las bodegas o tabernas para mostrar lo que había, excitar el apetito y atraer clientela.
El vocablo bodegón fue creado en España, los primeros en utilizarlo fueron Francisco Pacheco y Palomino, que lo emplearon para referirse a las escenas populares y de tabernas.
En inglés, el bodegón se denomina stíll-lífe, es decir "vida en silencio", mientras que los franceses usan el término de nature morte (naturaleza muerta).




Bodegón de dulces. Tomas Yepes.
Colección particular, Madrid



El término naturaleza muerta se comenzó a utilizar en la escuela holandesa de Haarlem, pero sus orígenes se remontan a la Antigüedad clásica; los romanos ya coleccionaban pequeños cuadritos de este tipo, y los griegos se hacían pintar un tipo de bodegones para colocarlos en la entrada de sus hogares a modo de ofrendas a sus invitados.
Aunque coloquialmente el término bodegón y el de naturaleza muerta se utilizan indistintamente, in embargo para algunos estudiosos, desde un punto de vista formal, no es lo mismo. El término naturaleza muerta tiene un sentido más amplio que el de bodegón, englobando a todas las representaciones en las que aparecen cosas inanimadas, siendo el bodegón un subgénero de éste.
 
 
 
 
Bodegón con plato de cerezas ,1883-1887. Paul Cézanne.
Los  Ángeles County Museum of Art
 


Sin embargo, hoy en día el término bodegón, es como suele llamarse con denominación ya universal, a cualquier pintura de objetos inanimados, flores, frutas, objetos, animales muertos acompañados a veces por algún personaje humano.

El bodegón es un género que fue considerado siempre como menor, porque el tema donde no existía la representación del hombre, era valorado como de escasa categoría. Fue evolucionando, con distintas connotaciones en épocas sucesivas, hasta ser considerado un género muy apreciado en la Historia del Arte. Hoy en día goza de gran aceptación.

Dentro del género de la naturaleza muerta es posible diferenciar varios subgéneros. Escenas de mercado, carnicerías, cocinas, escenas venatorias, vanitas, flores, cestas con frutos y gabinetes de curiosidades son algunas de las variantes que surgieron con motivo de la rápida expansión y del éxito obtenido por la nueva temática.

  
 
Frutero, fruta y vaso (1909), Pablo Picasso.
 Hermitage, San Petersburgo

 
 
Teniendo en cuenta que "el bodegón" es el género artístico posiblemente más relacionado con la gastronomía, nos centraremos en el origen y evolución de los bodegones de cocina  y de los alimentos que se representan, los objetos de cocina y los utensilios caseros cotidianos, así como ciertas formas de las relaciones sociales, la gastronomía, las cocinas e incluso el ámbito de la decoración y la simbología que, muchas veces, encierran.

 
Un tema muy sugestivo, tanto para los amantes  del arte  como de la cocina.

 


viernes, 22 de julio de 2011

Antonio Castelló Avilleira: estallido de color

 
 
 
Granadas
 
 
 
 
Mandarinas
 
 
 

Moras
 
 
 
 
 Peras


 
 
Membrillos


 
 
Frutas tropicales



 
Uvas
 
 
 
 
Higos
 
 
 

Ciruelas


Pintor español, nacido en Madrid, pertenece al movimiento  hiperrealista.


El hiperrealismo surge a finales de los 60 en los Estados Unidos como una tendencia radical de la pintura realista, que propone reproducir la realidad de manera casi fotográfica.
En aquella época, la tendencia dominante era la abstracción, y el realismo estaba mal visto, porque se consideraba un arte que copiaba de fotografías o de la realidad sin ningún interés.
Sin embargo, artistas como Chuck Close, Malcolm Morley o Richard Estes, desarrollaron técnicas totalmente nuevas de representación de la realidad, . Es lo que ha venido en llamarse fotorrealismo americano. En España, Antonio López es la figura más relevante del  hiperrealismo.

Su obra es un estallido de color brillante, es una "fotografía pictórica" de la realidad, tratada con exquisita minuciosidad, hasta tal  punto que el observador siente que puede percibir otra realidad más allá de la evidente reflejada en la obra. Casi podemos tocar la textura de sus frutos. Nos llena de alegría con su estallido de color; el mismo explica que con sus obras sólo pretende transmitir sensaciones, la grandeza de la vida sencilla.
 
"Me gusta rescatar la grandeza de lo mínimo, la gracia de la curva y el color".
 
.
Sin duda lo consigue.
 

Fuentes