La belleza trasciende la estética

jueves, 4 de abril de 2013

El bodegón barroco en Holanda: Willem Claesz Heda y Pieter Claesz



File:Heda ontbijt met krab.jpg
Willem Claesz Heda. Desayuno con un cangrejo


Willem Claesz Heda
 
Pintor holandés de naturalezas muertas. Nació entre 1593 y 1594, en Haarlem, ciudad en la que desarrolló toda su carrera como pintor. De su formación y primeros años no tenemos documentación, salvo que su primera obra conocida, una Vanitas, está fechada en 1621. Junto con Pieter Claesz, Heda desarrolló un tipo de bodegón, conocido como «pieza de desayuno». Sus composiciones destacan por estar construidas en una gama monocromática de tonos grises y pardos y por su virtuosa representación de las distintas texturas

En. 1631 está inscrito en el gremio de San Lucas de Haarlem, del que fue decano en varias ocasiones a partir de 1637. En la década de 1630, sus pinturas adquirieron una madurez que se aprecia sobre todo en las composiciones que, lejos de la mera disposición de objetos de sus primeras obras, presentan un mayor estudio del espacio, buscando el equilibrio entre los elementos verticales y las diagonales.



Willem Claesz Heda. Naturaleza muerta con copa de nautilo .

Heda fue colaborador de Pieter Claesz, a cuyo estilo se asemeja bastante. Su objeto predilecto fue la representación de opíparas mesas preparadas para banquete, que presentan jamones, empanadas de carne y ostras, todos ellos manjares caros en la época.

Este tipo de bodegones se denominan en holandés "ontbijt", que significa "bodegones de almuerzo". Es de suponer que el almuerzo era realmente una comida importante en la dieta holandesa. También España tiene su propio género en el bodegón dedicado a los manjares. Por contraste, se denominan "bodegones de cuaresma", ya que los alimentos son escasos, austeros y casi siempre la carne brilla por su ausencia. El mejor bodegonista de este tipo fue sin duda Sánchez Cotán.

Algunas de las obras de Heda se encuentran en el Museo del Prado, que posee una importante colección de bodegones barrocos holandeses y flamencos.

A. pesar de la limitación de sus objetos y de una cierta reiteración de los mismos, Heda consiguió crear pinturas singulares, Durante los últimos años de su vida introdujo en sus naturalezas muertas elementos suntuosos como los cristales venecianos, la plata ornamentada y las costosas porcelanas, probablemente bajo la influencia de Willem Kalf.

Su. hijo y discípulo, Gerrit Willemsz. Heda, se dedicó también al bodegón, trabajando de forma parecida a su padre, lo que hace difícil distinguir las manos. Entre sus seguidores se encuentran Maerten Boelema, Arnold van Beresteyn y el pintor de género Hendrick Heersschoop.


 
Willem Claesz Heda, Piece salones con Mince Pie, 1635
Willem Claesz Heda.  Trozo de pastel de carne picada
 
 
Archivo: Willem Claesz.  Heda 002.jpg
Willem Claesz Heda. Un postre









No podemos olvidarnos de otro de los bodegonistas holandeses más importantes:


Pieter Claeszoon, escrito habitualmente como Pieter Claesz




Nació en Westfalia y se instaló en Haarlem en 1617, donde trabajó mayormente.
Continuó con la minuciosidad y detallismo de Willem Claesz Heda, una tradición pictórica inaugurada en el Renacimiento nórdico y Ars Nova por los pintores flamencos. Sus paletas son dulces y sutilmente monocromáticas en texturas y luces, en esto se aproxima al español Sánchez Cotán, aunque la obra de Pieter Claesz. parece ser un estudio -cargado de poesía- de lo por él representado, miemtras que la del maestro español tiene un matiz místico.
Claesz seleccionaba objetos más sencillos que Heda, pero sus obras llegaran a ser más coloristas y decorativas. Los dos artistas son los fundadores de una tradición de naturalezas muertas en Harlem.





Pieter Claesz. Bodegón



File:Pieter Claesz 003.jpg
Pieter Claesz. Bodegón de arenques




Pieter Claesz. Bodegón con copa Römer, taza de plata y panecillo




Pieter Clesz. Bodegón con copa Römer, panecillo y ostras




Pieter Claesz. Bodegón con pastel turco




Estos “bodegones” comenzaron a pintarse a principios del siglo XVII en todos los territorios de los Países Bajos; sin embargo, la división política llevada a cabo en 1581 provocó que, en el nuevo estado independiente de Holanda, donde la iconoclastia del reformismo calvinista impulsaba a los artistas hacia una pintura más descriptiva y doméstica, se produjera una mayor evolución del bodegón en todas sus tipologías.

 



Música: Obertura , Tannhäuser. Richard Wagner
 

5 comentarios:

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Buenas noches Rosa, me he quedado maravillada. Creo que no hace falta añadir más. Estoy visitando uno a uno los más de 1300 amigos, llevo semanas en ello, lo hago una vez al año y se hace interminable, pero he parado en este blog, sin saber la maravilla que contenía.
Gracias
Con ternura
Sor.Cecilia

Rosa dijo...

¡Hola, querida sor Cecilia!

Gracias, siempre tan amable. Tiene que ser muy cansado visitar a todos, pero se merece esos seguidores y más.

Un beso muy fuerte, con mucho cariño.

lorenacaboo dijo...

Los bodegones crean un ambiente muy especial, melancólico, un poco triste y siempre me dejan pensativa, en lo que hay y lo que quedará cuando ya no estemos aquí. Saludos!

cyber PLAY dijo...

willian heda es un maestro los cristales del pastes su obra maestra admiro sus cristales gracias heda

victorsirkob dijo...

wilian heda es un honoe aus obras el pastes los cristales es un maestro